“Los elegidos”, una novela a contracorriente

portada

“Los elegidos” (Libros del Lince) es la sexta novela de Eduardo Iglesias, uno de los escritores más singulares de la narrativa española contemporánea. Autor ya consolidado que, aunque viene publicando desde 1989, se puede calificar de “secreto” ya que siempre, por su forma de ser, ha permanecido alejado de los círculos literarios habituales.

Novela de carretera e historia de aventuras, “Los elegidos” narra con sentido del humor y notable desenfado las hazañas o fechorías, según se mire, de unos atracadores que inscriben sus vidas en la estela de Robin Hood. Sus protagonistas, un rockero retirado y un joven surfista deprimido -a quienes se unirán varios personajes más-, se han alejado tanto de una sociedad en crisis que ni siquiera tienen nombre. Son los desheredados. Escapan voluntariamente del mundo, que vive unos tiempos sin entrañas. Residen en una aldea deshabitada, cerca de las ruinas de una enorme iglesia, donde sólo reciben las visitas del águila. Caminan por carreteras y campos, no tienen propiedades materiales ni techo bajo el que cobijarse. Pero son libres. Por eso también, paradójicamente son los elegidos: permanecen pegados a la tierra, y están dispuestos a redimir el mundo. Quieren librar a los seres humanos de su miseria material, pero les recordarán a un tiempo la miseria moral que los esclaviza. Escrita a contracorriente de las modas literarias, con diálogos secos y cortantes, la novela trata de la vida, del ahora mismo con una mirada crítica y nada complaciente.

Escritor de personajes, de atmósferas, en sus obras Eduardo Iglesias captura el latido de su tiempo tratando temas de actualidad (la inmigración ilegal, la marginación social, la pobreza y, siempre, la libertad). Al mismo tiempo, según el crítico Santos Sanz Villanueva, sus novelas “tienden a una reflexión genérica sobre la naturaleza humana, que vale para siempre”. Escritor fronterizo, con personajes en búsqueda permanente, consigue transmitir al lector una doble sensación: que en cualquier momento se puede cambiar de vida, y que ciertos lugares nos gobiernan o nos liberan. Para Ray Loriga, gran conocedor de su obra, se trata de “un escritor con voz propia y un sentido del humor y del riesgo estrictamente personales. Un aventurero literario dotado de un lirismo seco, honesto y emocionante”.

Eduardo Iglesias ha vivido durante años en Nueva York y ahora reside en Madrid. Ha escrito las novelas Aventuras de Manga Ranglan (Libertarias Prodhufi, 1992), Por las rutas los viajeros (Alfaguara, 1996), Tormenta seca (Punto de lectura, 2001), Tarifa (El tercer nombre, 2004), Cuando se vacían las playas (Hermida Editores, 2012) y Los elegidos (Libros del Lince, 2014). Además, es autor de los libros de relatos Fábulas morales (Moria Press, New York, 1989) y Ende der linie. 4 Höspiele (Al final de la línea) (d. b. Ediciones, 2011)

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.